Luis Alberto Albán, más conocido como “Marcos Calarcá“, líder de FARC y uno de los hombres que estuvo al frente del proceso de paz en La Habana, Cuba, señala que detrás de la renuncia del fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, había un plan para desestabilizar la institucionalidad y llegar a la idea de generar una constituyente para acabar con el proceso que se firmó en Cuba entre el gobierno Santos y las Farc.

“Es una vieja propuesta que tienen que están reciclando, pero la esencia es acabar con el proceso de paz, están buscando por cualquier lado. Antes lo hicieron las objeciones, ahora con la Asamblea Constituyente, van a seguir buscando formas”, indicó el excombatiente.   

Asegura Calarcá que el fiscal siempre fue el principal enemigo del proceso.

“No solo del proceso sino del normal funcionamiento de la institucionalidad, protegiendo con diferentes medidas la corrupción, como el caso de Odebrecht […] Se quita un enemigo del camino, alguien que estaba torpedeando el proceso, lo seguirá haciendo pero ya no como fiscal”, señaló.

Para el exguerrillero, el peligro más grande es que se busca acabar el proceso y la vida de quienes estuvieron en las Farc.

“La denuncia para que se cumpla lo pactado, para que dejen de asesinar a la gente. Más de 130 compañeros en proceso de reincorporación asesinados. Más allá del acuerdo la garantía de vida, en cabeza del presidente de dar garantías de vida”, agregó.

En ese mismo sentido se pronunció el senador Alexander López, del Polo Democrático.  

“Aquí detrás de todo esto, quieren destruir la Jurisdicción Especial para la Paz. Todos sabemos que en la JEP pueden ir civiles, militares, funcionarios del Estado que hayan participado o conocido hechos de derechos humanos en el país, el Centro Democrático no quiere que esto se sepa. Que los autores intelectuales de tantos crímenes en el país no se conozcan”, manifestó el congresista.

Asegura López que una constituyente podría volver al país a un escenario de guerra.

“Una manera de revocar el Estado social de derecho, una constituyente que quieren hacer para tener una constitución de bolsillo del Centro Democrático. Una constituyente nos llevaría nuevamente a un escenario de guerra y violencia”, añadió López.  

Las declaraciones fueron realizadas en Cali durante una asamblea convocada por la Comisión de Paz del Senado y Congreso, donde se analizó la situación de violencia que vive la capital vallecaucana, donde en los primeros 100 días de este año se presentaron 287 homicidios.

Javier Ramírez