Si no comienzan las lluvias a subir el nivel de los embalses y los colombianos no ahorramos, nos enfrentamos a un racionamiento de energía eléctrica, según la presidenta del gremio de los generadores de energía.