Congresistas de oposición radicaron una propuesta de debate de moción de censura contra el ministro de Defensa, Diego Molano, por “violaciones de DD.HH.” cometidas por la fuerza pública en las protestas, que dejan al menos 19 muertos y más de 800 heridos.

Llevamos seis días asistiendo a las peores escenas de violencia, arbitrariedad, abuso y ultraje de la Policía Nacional y el Esmad contra personas inermes. Abundan las pruebas de estos hechos y hay informes ya, no solamente en instancias nacionales sino también internacionales“, dijo el senador de izquierda Iván Cepeda.

 

En video: Momento en que el Esmad dispara contra joven en Bucaramanga

 

 

El congresista aseguró que las autoridades han cometido crímenes “auspiciados por el Gobierno Nacional y por el presidente” Iván Duque, así como por Molano que “no ha controlado a los miembros de la fuerza pública” y “ha alentado situaciones en los que se han cometido violaciones de derechos humanos“.

La proposición, firmada por 18 congresistas, cita además el informe de la ONG Temblores, que señala que en las protestas, iniciadas el 28 de abril, han dejado “31 víctimas de violencia homicida por parte de la Policía“, así como 814 detenciones arbitrarias en contra de los manifestantes y 10 casos de violencia sexual por parte de la fuerza pública.

Publicidad

 

En video: Niño de 11 años murió durante aparente incursión policial en Cali

 

 

Igualmente aseguran que Molano, que defiende las actuaciones de la Policía y dice que cumplen con las reglamentaciones de defensa de los DD.HH, “viene liderando las operaciones que han dejado como resultado cientos de heridos y personas muertas en el marco de la protesta social y pacífica“.

Hemos visto a través de diversos medios cómo se ha visto afectada la integridad física, vida y dignidad humana, no solo de manifestantes sino indiscriminadamente contra la población en general“, puntualizaron en el documento.

 

En video: Murió Nicolás Guerrero, joven que recibió disparo durante marcha en Cali

 

 

El ministro Molano se ha limitado a informar en ruedas de prensa sobre los capturados, daños a bienes públicos y privados, y ataques a la fuerza pública, mientras responsabiliza a grupos armados ilegales de instigar las movilizaciones, pero sin mencionar las pérdidas de vidas humanas.

La Policía es objeto de serias acusaciones que incluyen ataques sexuales, violencia física y detenciones arbitrarias.

Además, es señalada por la muerte de varios manifestantes, en su mayoría gente joven, que participa en las manifestaciones contra el Gobierno Duque.