La representante a la Cámara María del Mar Pizarro, en conjunto con la senadora Esmeralda Hernández, radicaron ante el Congreso un proyecto de ley que busca prohibir las peleas de gallos en Colombia.
Ambas parlamentarias, del Pacto Histórico, consideran evidente el maltrato y sufrimiento al que se exponen a estos animales durante estas prácticas, denominadas dentro de la cultura popular como espectáculos de la muerte. La decisión busca revertir el contenido de la ley 84 de 1989, que no cataloga a las peleas de gallos como “conducta cruel”.

La senadora Hernández, quien lidera la iniciativa, explicó mediante un hilo en Twitter por qué en este tipo de riñas la especie animal sí es sometida a maltrato animal. En primera instancia, la diputada explica el proceso preliminar en el que preparan al animal para la riña.

“En el proceso de preparación del gallo para la pelea se les mutila la cresta y la barbilla para evitar que el oponente pueda sujetarlo con facilidad. Esto lo hacen cuando el animal tiene entre 4 y 6 meses de edad”, escribe Hernández en el inicio de su formato. “Se les instala objetos cortopunzantes como picos postizos y espuelas en sus patas para lacerar y cortar al otro gallo que participa en la pelea.”.

También puedes leer: Partido de la U y Partido Liberal anuncian su voto por Carlos Hernán Rodríguez a la Contraloría

Incluso, la congresista del Pacto Histórico señala que estos animales, en varias ocasiones, son drogados con el fin de “garantizarles una mayor seguridad y rendimiento durante la pelea”.

Hernández insiste en que toda práctica que involucre maltrato animal -como las corridas taurinas– debe abolirse en el país, opinión con la cual estuvo de acuerdo la ministra designada de Ambiente, Susana Muhamad.

“El compromiso de este Gobierno con el bienestar animal es total. Todos los animalistas a apoyar este proyecto”, manifiesta Muhamad.