El juez primero penal del circuito de Cartagena ratificó la libertad de Lucas Tamayo, el curador Ronald Llamas y el arquitecto Claudio Restrepo, quienes habían sido acusados de urbanización ilegal y daño a los recursos naturales, por adelantar el proyecto Aquarela que estaría poniendo en riesgo la permanencia de Cartagena como patrimonio histórico de la humanidad ante la Unesco.

Asimismo, el togado confirmó que las licencias que obtuvo el proyecto Aquarela son completamente legales, decisión que fue aceptada por la alcaldía de Cartagena.

“Respetamos lo que la justicia tenga y tendremos otras instancias administrativas y esperamos esas decisiones. Nosotros somos respetuosos de la justicia y de la ley”, indicó la alcaldesa encargada de Cartagena, Yolanda Wong.

Esta decisión se produce luego que la Fiscalía apelara la primera instancia, que resolvió dejar en libertad a los apresados. El juez encargado del caso aseguró que las dificultades que se presentaron con el proyecto se, deben a problemas de gobernanza.