Después de la “ciber guerra” entre el coluimnista Daniel Samper y el Senador Alvaro Uribe, este último reaccionó escalando la violencia verbal de su ataque y generalizando las sospechas contra todo el gremio periodístico.