El presidente electo, Gustavo Petro reapareció  este jueves asegurando que prepara su imagen oficial en La Macarena.

A través de sus redes sociales, el próximo mandatario que en el marco de la organización para su posesión este 7 de agosto, prepara su “imagen en la Serranía de la Macarena. La inmensidad de la biodiversidad y sus climas. La magia de Colombia, potencia mundial de la vida”.

Quizás le interese: Cédula digital: Los países a los que puede viajar con este documento

Asimismo, publicó un video desde el río Caño Cristales, ubicado en la Sierra de la Macarena, Meta.

En las imágenes se logra ver la maravilla natural, su llegada al lugar, compartiendo con los habitantes de la zona y luego, el detrás de cámara de las fotos posando con la banda Presidencial.

Lea más: Registran emisión de cenizas del Volcán Nevado del Ruiz

Una vez finalice su paso por el Meta, su próximo destino será la Sierra Nevada de Santa Marta para continuar con los preparativos para su posesión como presidente de la República.

Este 7 de agosto se espera que asistan más de una decena de jefes de Estado y un público de unas 100.000 personas a la posesión del primer presidente de izquierda de Colombia.

“La posesión presidencial de Gustavo Petro marca una nueva historia para Colombia porque no es la posesión de un presidente, es la posesión de los colombianos”, manifestó en su momento la coordinadora de comunicaciones del acto, Marisol Rojas.

Quizás le interese: Llegan a Colombia las pruebas caseras para la detección del VIH

El equipo de Petro también ha dicho que la transmisión de mando será el “abrebocas para Colombia y el mundo del inicio de una nueva forma de gobernar en donde el respeto por la vida en todas sus expresiones será prioridad y se trabajará por un país inclusivo desde y con los territorios, un gobierno realmente comprometido y cercano a la ciudadanía”.

Cabe destacar que entre el cúmulo de simbolismos programados para la jornada sobresale la espada del Libertador Simón Bolívar, que fue robada en 1974 del museo Quinta de Bolívar, en Bogotá, por el Movimiento 19 de Abril (M-19), y que posteriormente fue devuelta.

Al confirmarse la noticia del símbolo, el presidente electo afirmó que este objeto histórico se podrá apreciar “la espada desenvainada, no como símbolo de guerra sino, como dijo su propietario cuando la desenvainó, que solo se debería envainar cuando haya justicia en Colombia”.