La propuesta del alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, es que desde el primero de julio los restaurantes saquen sus mesas a los andenes y los que puedan a las calles y los gimnasios empiecen a prestar sus servicios en parques y espacios abiertos.

Para el alcalde de Bucaramanga la ciudad ya está lista para convivir con el coronavirus, eso sí, teniendo los protocolos de bioseguridad, por eso propuso que los restaurantes y gimnasios comiencen a funcionar al aire libre.

De igual manera, los que tengan buena ventilación se les permitiría un aforo del 30 %, noticia que de inmediato tuvo el respaldo del gremio de los restaurantes.

Vea la nota completa en video