En una carta dirigida al presidente Iván Duque, el alcalde Manolo Azuero calificó de grave afrenta contra los bumangueses la designación del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, como ministro de Ambiente ad hoc para definir la licencia ambiental a la minera Minesa en el páramo de Santurbán.

“Designar como ministro ad hoc de Ambiente para ese proceso a una persona que no tiene la formación y la trayectoria en temas ambientales es una irresponsabilidad, es una afrenta a los bumangueses. Ese proyecto pone en riesgo el agua y el futuro de esta ciudad”, afirmó Azuero.

Pero no solo el alcalde expresó su molestia, gremios y defensores del agua fueron más duros.

“Es como darle la administración del banco de sangre del hospital a un vampiro, esto no puede pasar”, afirmó Rafael Mendoza, presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

Todos insisten en un mismo llamado al Gobierno nacional.

“El llamado al presidente de la República es a que reflexione y que rectifique para que ponga a alguien que sea garantía de rigor y objetividad”, sostuvo el alcalde de Bucaramanga.

Las autoridades, los gremios y la comunidad en general buscarán acercamientos con el Gobierno nacional y anunciaron que irán hasta las últimas consecuencias, si el presidente no cambia a Carrasquilla por un experto en este tema crucial y estratégico para el desarrollo sostenible y el futuro de los santandereanos.