En Quito avanza la primera jornada de discusión entre el Gobierno y el ELN, después de la jornada de instalación que tuvo lugar este jueves. 

Pablo Beltrán, jefe negociador del grupo guerrillero, indicó cuáles son los puntos más sobresalientes sobre de los reclamos y compromisos en esta nueva etapa de negociación. 

«Para nosotros es definitivo que haya una mejor situación para los líderes sociales, porque paralelo a la desmovilización de las Farc, y a esta mesa, el escalamiento y la persecución política contra los líderes sociales ha sido tremendamente grave». 

Por su parte el Gobierno reclama, aparte del cese de acciones contra la fuerza pública, que el ELN se comprometa a cesar las agresiones contra civiles como extorsiones y secuestros. 

En este ciclo también será primordial la discusión sobre un acuerdo humanitario urgente para el departamento del Chocó donde los grupos armados han intensificado sus acciones violentas. 

«Ha habido una expansión del paramilitarismo, y una articulación de sectores armados con carteles de las drogas de México, todo eso ha intensificado el ambiente», agregó Beltrán.