Este martes la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Cruz Roja Colombiana – Seccional Cundinamarca y Bogotá y la Policía de Tránsito desarrollaron una jornada pedagógica para ciclistas, en donde recibieron capacitación en riesgos de accidentes y bioseguridad.

Según los protocolos de bioseguridad, es necesario que los ciclistas usen tapabocas en todo su recorrido, conservando un distanciamiento de 2 metros entre usuarios.

También es importante la limpieza de la bicicleta e igualmente los elementos de protección permanentemente, para lo cual, se pueden usar elementos desinfectantes como soluciones con alcohol (por lo menos al 70 %) o productos especializados en limpieza y desinfección. Los paños desechables, especialmente para el casco, el protector facial interior, las correas y el broche del sistema de retención, también pueden ser utilizados 

“A medida que se vayan dando las medidas de apertura económica, la bicicleta se presenta como uno de los medios de transporte más recomendables. Por esto, es importante que, al adoptar esta solución, que nos facilita el distanciamiento social, tengamos en cuenta las medidas de bioseguridad que debemos seguir para protegernos a nosotros mismos, y a las personas que nos esperan en el hogar. Por esto, para la Cruz Roja es importante resaltar esas medidas e impulsar el uso de este medio de transporte” afirma el Dr. Gabriel Camero Ramos – Presidente Cruz Roja Bogotá.

Para evitar contaminación de las partes internas del casco, este no se debe poner nunca en el piso. Mientras no esté en uso, se debe guardar en una funda protectora, evitando siempre dejarlo en lugares abiertos o húmedos. De igual forma y para potenciar la desinfección del casco, debe lavarse las manos frecuentemente y no manipular el mismo con las manos sucias. Además, se deben desinfectar con regularidad las superficies con las que tienen contacto frecuente los ciclistas, como lo son manubrios, silla, pedales, sistema de cambios, llantas, frenos, cadena, entre otras.

Por otro lado, las cifras preliminares de la Policía de Tránsito registran que durante el aislamiento preventivo obligatorio han fallecido 22 ciclistas en siniestros viales en todo el país. Del total de fallecidos, el 80 % corresponde a zonas urbanas, especialmente en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Quindío.

“En épocas de aislamiento, cuando el flujo vehicular es significativamente menor, es importante que los ciclistas acaten las normas de tránsito, se mantengan atentos, no utilicen audífonos o elementos que generen distracciones durante su conducción y se hagan visibles en las vías, principalmente en horas de la noche, portando chalecos reflectivos, luces rojas en la parte trasera de las bicicletas y luces blancas en la parte delantera. Además, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial le pedimos a los otros actores viales que respeten la distancia de vida de 1.50 metros de los biciusuarios. De este modo garantizamos un tránsito seguro en el marco de las excepciones planteadas para el aislamiento”, dijo Luis Lota, director de la ANSV.