La Policía Nacional ofreció 15 millones de pesos de recompensa a quien entregue información que permita la captura de la persona que lanzó un explosivo a un uniformado en medio de una de las protestas que se adelantaba en la ciudad de Neiva.

El patrullero Arnoldo Veru Tovar de 43 años, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos, con pronóstico reservado, en el Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo, tras haber recibido el impacto de una papa bomba.

Según las indagaciones preliminares, manifestantes encapuchados se enfrentaron a la Fuerza Pública y al desatarse los desmanes lanzaron gases lacrimógenos y papas bomba.