El rector de la Universidad de Antioquia está de acuerdo con el desmonte gradual de «Ser Pilo Paga», advierte que de ese modo el Gobierno, a través del Ministerio de Educación, podrá rediseñar ese programa para que los recursos lleguen a las universidades públicas.

«Está bien promover el merito en los estudiantes de bajos recursos, lo que nosotros no estamos de acuerdo es que esos recursos para financiar ese programa salieran de recursos que debían ser destinados a la educación superior pública, porque eso agrava la situación, porque los recursos del presupuesto nacional que deberían ser destinados a la universidades públicas se estaba enviando hacia las privadas», indicó Jhon Jairo Arboleda, rector de la Universidad de Antioquia.

La desfinanciación de las universidades públicas se viene dando desde la promulgación de la Ley 30 en 1992, porque el gasto de las universidades crece por encima del IPC.

«Tenemos un déficit acumulado de unos 113.000 millones de pesos, un déficit calculado para este año en 68.7000. Estamos haciendo esfuerzos administrativos tratando de reducirlo en unos 60, que se suman a la desfinanciación que tiene la universidad pública en general en Colombia de unos 15 billones de pesos desde el año 1992 que se promulga la Ley 30».

Actualmente la Universidad de Antioquia tiene 42.000 estudiantes entre pregrados y posgrados.