La red pública hospitalaria de Santander entró en su peor crisis financiera y está a punto de colapsar. Las autoridades culpan al Gobierno porque no les gira los recursos que se gastan atendiendo a la población migrante venezolana.

La deuda, según los hospitales, es por más de 25.000 millones de pesos.

Vea la noticia completa en el video.