Así lo anunció este viernes el gobernador de Cundinamarca Nicolás García, tras evidenciar que personas están aprovechando la llegada de la semana santa para salir hacia fincas o hacia sitios de descanso, el gobernador advirtió que nadie puede salir de paseo.

El gobernador aseguró que «ya son 3.500 los comparendos que hemos impartido por el incumplimiento de la cuarentena, seguimos trabajando con el Grupo de Operaciones Especiales del Ejército y Policía en los municipios donde mayor incumplimiento hay».

Así pues, desde este viernes se da la instrucción de fortalecer la vigilancia en las carreteras de Cundinamarca, «ya que hemos recibido información de vehículos saliendo en la madrugada hacia fincas de descanso en diferentes municipios, insistimos no son vacaciones, no vamos a permitir el paso de vehículos por los peajes que se dirijan a fincas de descanso», afirmó el gobernador.