Tras un consejo de seguridad presidido por la gobernadora Dilian Francisca Toro en Tuluá, las autoridades decidieron tomar medidas para enfrentar el incremento de homicidios, por encima del 30 por ciento, en ocho municipios del centro y norte del Valle del Cauca, entre ellas la descentralización de los grupos Gaula, el arribo de fuerzas urbanas especiales y de más unidades de Ejército y Policía.

La gobernadora indicó que “se descentralizará en Tuluá el accionar de los Gaulas de Ejército y Policía, operativizando toda sus investigaciones desde allí y se va a trabajar intensamente lo de la micro extorsión que está afectando a Tuluá y a algunos otros municipios como Buga”.

Se redoblarán las labores de inteligencia e investigación de la Fiscalía y habrá despliegue de fuerzas urbanas especiales, “en donde más homicidios y problemas de orden público se tienen, por ejemplo en Tuluá estará el Ejército no solamente en Farfán, sino en Aguaclara, la Inmaculada y Santa Cros, además de las fuerzas especiales con un destacamento en el municipio de Tuluá”, agregó Toro.

La gobernadora reveló que de acuerdo con los informes de inteligencia, las bandas que están actuando en Tuluá son las de alias Pipe y el monopolio del cilantro y la cebolla, que ya están controlados, según la Policía. En Buga son las de ‘waltercito’ y ‘el monacho’, que son dos bandas que están afectando Buga y que están aumentando el homicidio”.

Publicidad

Frente a los homicidios y amenazas a líderes sociales y candidatos a las próximas elecciones, los casos más recientes en Yumbo y Jamundí, el consejo tomó también medidas, explicó la Gobernadora, para lo cual “vamos a hacer un mapa de riesgo y de acuerdo a este vamos a implementar la ruta de atención y de prevención para que no vamos a tener ningún otro problema en el Valle del Cauca”.