Con la mediación de la Contraloría General de la República, se logró la reactivación de cinco instituciones de salud en Cartagena incluidas en la estrategia “Compromiso Colombia” con el objeto que no terminen como obras inconclusas o elefantes blancos.

La visita del contralor Felipe Córdoba a la ciudad permitió impulsar acuerdos para destrabar las obras de los hospitales de los barrios El Pozón y Canapote, los Centros de Atención Prioritaria (CAP) de Bayunca y Barú y la Unidad Primaria de Atención (UPA) Daniel Lemaitre, que demandan una inversión que suma más de $56.000 millones.

 

Le puede interesar: Israel y Hamás aprueban un cese del fuego en Gaza

 

Entre 2 y 5 meses se estarán entregando estos CAP en Cartagena, que llevan paralizados más de 57 meses.

Por otra parte, el contralor anunció que el próximo lunes el alcalde de Cartagena, William Dau, se reunirá con el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, para buscar que otros seis CAP, donde también se involucran recursos del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet), se puedan igualmente reactivar.

La Contraloría tiene embargados y vinculados a dos procesos de responsabilidad fiscal por $42.000 millones a responsables de no entregar los CAP en Cartagena.

 

Vea también: Los neoyorquinos que acudan a vacunarse podrían ganar 5 millones de dólares

 

Por último, con su estrategia “Compromiso Colombia”, la Contraloría acompaña en este momento 13 proyectos de infraestructura en salud por un valor de $32.202 millones en Antioquia, Bolívar, Cauca, Chocó, Córdoba, Huila, Nariño, Santander y Sucre.