Así recordó Diana Carreño, una joven estudiante de psicología, el momento en el que a plena luz del día, fue atacada con una botella en su rostro por un adulto mayor al rechazarle insinuaciones sexuales.

«Siguieron intimidándonos, mirándonos de pies a cabeza, mordiéndose la boca, uno de ellos se mordía la boca. Entonces nos cansamos y dijimos «vámonos de acá y ya», damos la espalda y cuando volteó a mirar a mi agresor me llevo la sorpresa de que ya tenía la botella en mi cara. Me estalla la botella vacía en la frente. Me corta, tengo 10 puntos externos y tres puntos internos y una hematoma severo«.

Justicia, igualdad, denuncia y sanciones son las reacciones que ha provocado este ataque en diferentes sectores.

«Esa violencia feminicida lanza un mensaje a toda la sociedad. Las mujeres que decidimos hacer nuestra exigibilidad de derechos, «este espacio es mío, solicito respeto, no deben agredirme de manera verbal, ni de ningún del tipo de forma», podemos ser lesionadas severamente, incluso podemos ser asesinadas«, rechazó Gina Pineda, directora del Observario Ciudadano del Femincidio.

Publicidad

Asimismo, el gobernador Mauricio Aguilar señaló «que no les de temor denunciar cualquier acto de violencia, ya sea una agresión física o psicológica. Lo puedan hacer a través de la línea de atención Siempre Mujeres Valientes 691 0980«.

Diana pide que no le queden marcas en su rostro y que el culpable pague.

«Que le imputen los cargos a ese señor, eso es lo que deseo, que se haga justicia. Que así sea un adulto mayor, no se justifica bajo ninguna circunstancia».

Pese a la captura del adulto mayor agresor, éste solo permaneció 36 horas detenido, no fue imputado y recobró su libertad.

Entretanto, Diana deberá ser sometida a cirugía plástica y un largo tratamiento médico para recuperar la parte afectada de su rostro; así como su salud mental.

La Personería Municipal de Bucaramanga rechazó esta agresión y aseguró que la Fiscalía General de la Nación tiene conocimiento del hecho. Por ende, realizarán un seguimiento para solicitar la celeridad y una sanción ejemplar para este individuo.