El contralor general de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, mediante una carta a la Asamblea Departamental presentó su renuncia al cargo. Dice en su misiva: «Es de anotar a la Honorable Mesa Directiva que mi renuncia es inmediata e inequívoca».

Al contralor de Antioquia; tres contralores auxiliares y la esposa de uno de ellos; los alcaldes de La Pintada, Jardín y San Carlos; el gerente del Hospital de Copacabana y un particular la Fiscalía, les adelantan un proceso por posible corrupción.

Además, Zuluaga fue suspendido por la Procuraduría durante diez meses por presentar un diploma falso de doctor para acceder al cargo de Contralor de Antioquia. También está involucrado en un proceso por peculado por apropiación y prevaricato, por haberse practicado una cirugía plástica en el hospital público La María y haber pagado menos del precio comercial de las intervenciones.

El funcionario público es propietario de una lujosa vivienda avaluada en más de 3 mil millones de pesos en el oriente de Medellín, que fue ocupada en extinción de dominio.

Yolanda Bedoya