Un niño es el primer quemado con pólvora en el departamento del Atlántico, más exactamente en el municipio de Galapa.

El menor permanece en observación en un centro asistencial de Barranquilla.

El menor contó que un amigo compró en una tienda un tiro de mecha.

«Cuando no prendía, yo cogí el tirito de mecha y estaba viendo si no prendía. Si no servía, yo lo botaba», afirmó el menor afectado.

Vea también: Gremio médico se opone al tercer día sin IVA en el país

El niño relató que cuando pensó que no podía explotar se presentó el accidente.

Publicidad

«Cuando se lo iba a dar explotó y salí corriendo para la casa», aseguró el menor.

El niño sufrió una grave lesión en el párpado izquierdo al explotarle el tote.

Las autoridades investigan el lugar donde los menores compraron la pólvora para tomar las medidas correspondientes.