Carlos Álvarez, director de estudios COVID-19 de la OMS para Colombia, aseguró que la demanda espontánea de vacunas, que ha llevado que se hayan usado algunos biológicos disponibles para segundas dosis como primera dosis, no pone en riesgo la efectividad de las vacunas.

Le puede interesar: La historia del ‘Youtuber’ de 11 años que conmovió al mundo

“Hay unas condiciones técnicas, logísticas y administrativas para la aplicación de las vacunas que van cambiando con el tiempo, entre esas, la aparición de nueva evidencia científica que pueda soportar la modificación del intervalo de su administración y esto puede ser incluso una ventaja para los programas de vacunación”, definió.

Para el caso de la vacuna de Sinovac, resaltó, es de suma importancia que las personas completen su esquema de dos dosis, ya que esta es la única forma de asegurar su plena efectividad y eficacia; no obstante, el tiempo entre la aplicación de una y otra puede ser incluso de hasta 56 días.

Vea también: Fiscalía citará al expresidente Ernesto Samper por caso de Álvaro Gómez Hurtado

“De hecho, los primeros estudios de esta vacuna concluyeron que dicho intervalo era de 14 días, después se demostró que podría ser de 28 días y ahora podría ser aún más largo, esto sin afectar su protección”, explicó.

Manifestó Álvarez que los colombianos que por razones de fuerza mayor no puedan cumplir con sus citas para la aplicación de sus segundas dosis estén tranquilos, “la reprogramación o aplazamiento de dos o tres días para su administración no tiene repercusiones desde el punto de vista de su efecto”, concluyó.