Por medio de una carta el director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Diego Molano, respondió a las peticiones que en días pasados envió la alcaldesa de Bogotá, Claudia López al presidente Iván Duque en las que pidió que la reapertura del sector de la construcción y la manufactura no se hiciera de manera simultánea sino gradual para evitar el riesgo de contagio de COVID-19.

“El gobierno del presidente Duque ha aplicado en todo el país un aislamiento obligatorio inteligente que tiene el propósito superior de salvaguardar la vida y la salud, dar apoyo prioritario a los más vulnerables y mitigar las consecuencias que este virus tenga sobre el trabajo y la vida de millones de colombianos”, indica la misiva.

Indicó que en aras de establecer los sectores prioritarios para la reapertura productiva en el contexto de un aislamiento inteligente, se realizó un estudio técnico que valoró varios criterios y que tras ese examen fue que se determinó que entrarían a operar paulatinamente los trabajadores y empresas de la construcción y de la manufactura.

“Entonces, el Gobierno Nacional ha ordenado la apertura gradual y progresiva de estos sectores productivos, pero son las autoridades locales quienes, con apego y en desarrollo de lo establecido en el mismo decreto 593, así como la resolución 498 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, deben velar por su adecuada implementación de acuerdo con las realidades de los diferentes municipios o regiones”, dice la carta enviada desde la Casa de Nariño a la alcaldesa.

De igual manera, la misiva asegura que “durante las últimas seis reuniones realizadas entre el presidente Duque y usted, en los meses de marzo y abril, se discutieron temas sobre los que el gobierno venía trabajando para dar apoyo a las ciudades, tales como subsidios de servicios públicos para el estrato 3 y 4, ampliación de las garantías para micro, pequeñas y medianas empresas, apoyo a la sostenibilidad financiera de Transmilenio y sistemas de transporte público, entre otros. Frente a esos temas, el gobierno expidió una serie de decretos con el fin de mitigar los efectos económicos y sociales de la pandemia en Bogotá y otras ciudades”.

Según la alcaldesa, ante la negativa de una solicitud inicial que le hizo al jefe de Estado, para que la atendiera personalmente y explicarle por qué no se deberían reactivar los dos sectores este lunes, la mandataria vio necesario radicar la misiva.

Esto es lo que propone la mandataria: 

1- Durante las dos primeras semanas, a partir del próximo 27 de abril, se daría inicio a los tres protocolos de movilidad segura, salud pública y bioseguridad con los sectores de construcción y bicicletas.

Permitiendo que las empresas de este sector que cumplan con los tres protocolos puedan iniciar sus obras paulatinamente desde la primera semana.

2- De manera simultánea, en estas dos primeras semanas se establecerá de la mano con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y las empresas del sector manufacturero un plan de formulación e implementación de los tres protocolos de movilidad, salud pública y bioseguridad para estos trabajadores.

3- Durante la tercera y cuarta semana se hará una evaluación del impacto y cumplimiento de las empresas de la construcción. Si se encuentran resultados satisfactorios del sector de la construcción, se irá autorizando el ingreso de las empresas del sector manufacturero que cumplan con los tres protocolos.

VEA ACÁ LA CARTA COMPLETA DEL GOBIERNO