De acuerdo con los organismos de socorro de la ciudad de Mocoa, la emergencia del pasado fin de semana dejó como balance 184 familias afectadas, correspondiente a un total de 604 personas.

Además se reportaron daños en 184 viviendas de las cuales 21 no pueden ser habitables, por lo que los damnificados recibirán subsidios de arriendo mientras son reubicados en zonas seguras. Adicionalmente, fue necesario cerrar una vía ante el riesgo que pueda colapsar y causar alguna tragedia.

Por otra parte el Gobierno realizó una visita a los departamentos de Vichada y Guanía.

“Apenas bajen las aguas se hará un plan de acción que tiene varios componentes. Primero el de vivienda, vamos a trabajar intensamente en el tema de la vivienda en reparación y reconstrucción. Segundo el tema del comercio, pues gracias al apoyo del Gobierno nacional vamos a tener unas líneas de crédito muy importantes para poder apoyar y reactivar el comercio”, dijo Eduardo José González, director de Gestión del Riesgo,

Hasta el momento, la dirección de Gestión del riesgo revela que por la ola invernal se han afectado cerca de 12.800 familias, equivalente a 54.000 personas.