En una rueda de prensa de la cúpula militar y de Policía, con la presencia del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, se confirmó el relevo del comandante del Batallón San Mateo de Pereira, el teniente coronel Wilson Caicedo, superior de los militares involucrados en la violación de una menor indígena.

Así mismo, relevaron de su cargo al sargento viceprimero Juan Carlos Díaz Díaz, comandante del grupo al que pertenecían los soldados que cometieron el hecho de violación y quien presuntamente informó sobre los hechos inmediatamente se enteró del caso.

En la rueda de prensa se aseguró que, aunque el sargento no participó en el acto “tenía toda la obligación moral de informar sobre el hecho y denunciar era su obligación”.

“Si los comandantes hubieran cumplido con sus tareas, estos hechos lamentables no hubieran sucedido”, afirmaron.