La Superintendencia Financiera expidió el Decreto 488 de 2020, según el cual establecen los requisitos para el retiro parcial de cesantías en los días de cuarentena, para los trabajadores que tengan una afectación temporal en sus ingresos, sin que haya cesado la relación laboral con su empleador.

La medida beneficia a trabajadores que estén afiliados a fondos privados de cesantías: Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia.

Para adelantar este proceso, los trabajadores deben adjuntar a la solicitud una certificación de disminución de ingresos que emita su empleador con la siguiente información:

  1. Nombre o razón social del empleador junto con el tipo y número de identificación.
  2. Nombre y apellidos del trabajador junto con el tipo y número de identificación.
  3. Datos de contacto del empleador
  4. Salario devengado por el trabajador a 1 de marzo de 2020
  5. El monto de la disminución del ingreso mensual del trabajador.
  6. Periodo objeto de la reducción del ingreso.

Este trámite se deberá realizar por canales digitales o no presenciales como páginas web, call center, aplicaciones móviles, entre otros. Solo se podrán hacer excepciones especiales en casos en que el trabajador no cuente con acceso a Internet o no este bancarizado.

La certificación emitida por el empleador será válida para todas las solicitudes mensuales de retiro parcial de cesantías autorizado por el presente decreto, mientras permanezca la emergencia económica, social y ecológica emitida por el Gobierno Nacional.