El pasado 9 de abril se presentó el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer en la vereda Chacua, jurisdicción del municipio de Soacha, este hecho encendió las alarmas de las autoridades por la gravedad de las lesiones que presentaba, pues eran evidentes múltiples hematomas en varias partes del cuerpo y una herida con arma blanca que se extendía a lo largo de su vientre.

De manera inmediata, las autoridades iniciaron labores investigativas para dar con los responsables de este macabro hecho, logrando recolectar entrevistas y un video donde se observaba a una mujer que se desplazaba cerca al lugar con actitud sospechosa, llevando consigo un bebé de brazos, hallazgo que generó más alerta entre los investigadores, quienes rápidamente, iniciaron la búsqueda en centros asistenciales de cualquier persona que hubiese ingresado en compañía de un bebé recién nacido.

Le puede interesar: Revelan macabros detalles de mujer que robó a bebé del vientre de su madre en Soacha

Días después, la Policía Nacional recibe la llamada de un centro médico, donde informan que una mujer había llegado con un bebé recién nacido, manifestando que inició labores de parto pero no logró llegar a un hospital, por lo cual, su hijo nació en su casa, en ese momento, los médicos ingresaron a la supuesta mamá con su bebé, e iniciaron una serie de exámenes para ambas personas, sin embargo, un hecho llamó la atención de los galenos, quienes notaron que la paciente no presentaba la características física y carga hormonal de una mujer en estado de gestación reciente, por lo cual, llamaron a la Policía.

Al llegar al centro médico los investigadores se entrevistan con la joven de 23 años, quien se torna nerviosa, y al indagar sobre su embarazo entrega versiones confusas, de igual forma, toman contacto con la familia de la mujer, los cuales, informan que ella estaba embarazada, pero de un momento a otro apareció con el neonato, afirmando que el nacimiento ocurrió de la nada, y por eso la llevaron al hospital.

Le puede interesar: “Me subí en el portal de la 80, y me desperté golpeado bajo el puente de la 68”: joven pierde el conocimiento en TransMilenio

De igual forma, los investigadores observaron que las características físicas de la joven eran similares a las de la mujer en el video recolectado día previos, e insistieron en confrontarla, resultando en una confesión por parte de la indiciada, quien narró la tenebrosa historia de cómo había estado en embarazo pero tres meses después sufrió un aborto espontaneo, y desde ese momento empezó a crear un plan para ser madre, por eso, continuó fingiendo su gestación, mientras paralelamente se ganaba la confianza de una mujer embarazada, que se encontraba en condición de calle y al parecer sufría de adicciones a sustancias estupefacientes.

Cuando la víctima se encontraba en la semana 37 de gestación, la capturada, con al parecer ayuda de otras personas, invitaron a la mujer a consumir sustancias psicoactivas, logrando que perdiera el sentido para ejecutar el delito.

Por todo lo anterior, la mujer fue capturada y dejada a disposición de autoridad competente, donde aceptó los cargos y fue cobijada con medida de aseguramiento en centro carcelario.

Es importante mencionar que esta mujer tiene antecedentes por los delitos de homicidio y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y al momento de los hechos se encontraba con medida domiciliaria por el delito de homicidio.

A esta hora el Instituto Nacional de Bienestar Familiar asume la custodia del recién nacido que se encuentra en buen estado de salud.