24/11/2017 

Henry Castellanos, conocido durante el conflicto como Romaña y quien salió del espacio de reincorporación y capacitación en Tumaco, Nariño, habló de los motivos de las amenazas de muerte.

“Son amenazas colectivas a nivel nacional. No hay garantías físicas. No hay seguridad para continuar”, sostuvo Castellanos.

El exjefe guerrillero, quien encabezaba el grupo de excombatientes que adelantaban su reincorporación a la vida civil en la vereda La Playa del municipio de Tumaco, asegura que la responsabilidad de ellos depende exclusivamente del Gobierno.

“Si el Gobierno no garantiza la seguridad para el ejercicio de la política, el proceso de paz puede colapsar. La muerte de la Unión Patriótica. Le exigimos al Gobierno de Colombia que las garantías de seguridad deben ser integrales y colectivas”, agregó.

La Comisión de Seguimiento y el alto comisionado para la Paz tomaron la decisión de trasladarlo de Tumaco mientras se aclara el tema de las amenazas.

Alina Silva CM&