El alcalde de Medellín, Daniel Quintero anunció la imposición de sanciones a los rumberos en la capital de Antioquia, los que armen fiestas clandestinas se quedarán sin agua y sin luz. 

El alcalde aseguró que la mayoría de la gente está cumpliendo las medidas decretadas en la ciudad, pero hay unas excepciones, por eso «de aquí en adelante cada fiesta que ocurra en Medellín le vamos a cortar la energía y el agua, no vamos a permitir que sigan haciendo fiestas mientras la mayoría está disciplinada y cuidando a los suyos». 

«Este fin de semana se intervinieron en la ciudad tres fiestas, las cuales mediante la autorización del código de Policía se les cortó el servicio de energía (…) estas medidas son duras, pero hay gente que no ha podido entender la gravedad de la situación», aseguró el alcalde de Medellín. 

Por otro lado, el alcalde dijo que las medidas de cierre parcial que se han aplicado en la ciudad han dado un balance positivo. 

Así mismo, el alcalde habló de su recuperación frente al virus del COVID-19. 

 Vea la nota completa en video