La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad de once años a exfuncionario del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) de la costa Caribe, Nelson Martínez Cantillo (2017), por abuso de su cargo.

La Procuraduría Regional del Atlántico encontró que Martínez Cantillo fue capturado en flagrancia en el momento en que recibió la suma de $800.000 producto de exigencias que realizó en su vestidura como servidor público a cambio de omitir, informar y establecer en actas las falencias que presentaba una planta agropecuaria de la región.  

Lea también: La Constitución Política de Colombia que busca la igualdad y equidad, cumple 30 años

Según lo expuesto por el Ministerio Público en el fallo de primera instancia, el exservidor efectuaba supuestas visitas de inspección y vigilancia en busca de verificar el cumplimiento de los requisitos legales para el funcionamiento de las actividades agrícolas, con el único fin de solicitar utilidades económicas indebidas.

Con la conducta el disciplinado transgredió los principios de moralidad y transparencia que rigen la función administrativa, al no garantizar el interés general sino el particular.

Lea más: Capturan en Rionegro a un mexicano señalado de estafar aseguradoras en EE.UU.; tenía circular roja

El órgano de control calificó la falta como gravísima a título de dolo, en vista de que Martínez Cantillo tenía pleno conocimiento que no debía usar su cargo para colaborar con sujetos vigilados por el INVIMA, y estaba en la responsabilidad de cumplir con los mandatos legales que lo obligaban a comportarse éticamente.

Ante la decisión de la Procuraduría, el exfuncionario interpuso recurso de apelación.