El presidente Iván Duque sancionó la Ley de Delitos Ambientales, una iniciativa con la que la deforestación dejará de ser un delito excarcelable y que le da mejores herramientas al país para proteger la biodiversidad.

“La deforestación ha sido un cáncer (…) Por eso, esta ley que acabamos de sancionar no solamente condena y sanciona la deforestación, sino que acaba con esa figura de ser un delito excarcelable y pone el elemento adicional que el que la financie y la patrocine tiene una pena más alta”, expresó Duque al firmar la ley en Leticia, capital del selvático departamento del Amazonas.

La iniciativa busca además fortalecer la estrategia gubernamental de protección de los recursos naturales y le dará a la Fiscalía nuevas herramientas para judicializar a los responsables de este crimen, así como a sus financiadores.

“Colombia toma acciones para proteger su biodiversidad. Aquí hay un propósito nacional y esto es histórico, un triunfo colectivo y no sería posible sin el apoyo que hemos recibido de muchos países”, dijo Duque.

Le puede interesar: Condenan a 8 años de cárcel al exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías por caso Odebrecht

Deforestación en Colombia

En 2020 en Colombia, según cifras gubernamentales, se perdieron 171.685 hectáreas de bosque, lo que equivale a una superficie superior a la de ciudades como Río de Janeiro o Medellín, y la mayoría de estos árboles se concentraban en el cinturón del centro-sur del país, en los departamentos del Meta, Caquetá y Guaviare.

Por regiones, los mayores datos de deforestación los tuvo la Amazónica, con 109.302 hectáreas, seguida de la Andina (28.984), la Caribe (12.896), el Pacífico (12.261) y la Orinoquía (8.242).

El departamento del Meta fue donde más aumentó este problema, con más de 35.500 hectáreas de bosque tumbado y un aumento del 8 % respecto a años anteriores, cuando la tendencia venía a la baja.