Según lo dio a conocer la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, el Ministerio del Interior aprobó medidas más estrictas para la ciudad, capital que enfrenta un incremento de casos diarios de contagios y decesos a causa del COVID-19.

Una de las medidas es que desde el 27 de marzo y hasta el 29 de abril, estará vigente el confinamiento obligatorio de propios y visitantes durante el miércoles, viernes y domingo de cada semana. El cierre de playas y balnearios de ríos también aplica las 24 horas de estos mismos días.

Se prorrogan el toque de queda (8 p.m. a 4 am) y la ley seca (6 p.m. a 6 am).

El ‘pico y cédula’ operará ahora los lunes, martes, jueves y sábado, guardando la misma dinámica para el pago y adquisición de bienes y servicios, quedando exentos los restaurantes, hoteles y parques recreacionales.