El presidente Juan Manuel Santos ordenó que 50 mil hombres de las Fuerzas Militares trabajen, junto con la Policía, en garantizar la movilidad en las carreteras del país.

Además informó que, después de los desmanes presentados ayer en Bogotá durante las protestas de apoyo al paro agrario, ordenó la militarización de la ciudad y que hará lo mismo en las ciudades o municipios que se vean afectadas por los “vándalos”.

“No vamos a permitir que los vándalos de siempre se salgan con la suya”, indicó Santos.

El mandatario colombiano afirmó que los vídeos de las cámaras de seguridad, de los medios de comunicación y de civiles se subirán a la página de la Policía para que los ciudadanos ayuden a identificar a los responsables de los daños y así “conformar un cartel de los vándalos”. Ofreció una recompensa de hasta 5 millones de pesos para quien de información que permita la captura y judicialización de esas personas.

A través de twitter, el alcalde de Bogotá Gustavo Petro escribió que “hasta las 5 a.m. fueron atendidas por los servicios de salud 165 personas, de ellas 19 con armas de fuego, dos fallecidos”.

Santos también pidió a Gobernadores y Alcaldes, de los departamentos y ciudades afectadas, que se apersonen de sus responsabilidades como principales responsables del orden público y que “trabajemos en conjunto por el bienestar de los colombianos”.