La coordinadora del programa de enfermedades de transmisión vectorial de Córdoba denunció que las bodegas donde se guardan toldillos y medicamentos para atender las infecciones por el zika y el chicuncunya, están siendo saqueadas generando pérdidas por 1600 millones de pesos.

“Se ha iniciado de manera reiterativa una serie de robos y son alusivos a químicos que son para contrarrestar enfermedades” dijo la coordinadora, Yadina Saquer.

Los robos obedecerían a un sabotaje de la política de salud pública que en los últimos años ha logrado un ahorro en el presupuesto

“Trasladamos al departamento de alerta roja a amarilla por ahí podría venir la situación no conviene depronto dar a conocer la situación en el sentido de que hace más de 20 años Córdoba había permanecido en rojo” agregó.

El secretario de salud de Córdoba, José Jaime Pareja, expresó que “esto se dio en la administración anterior hoy está siendo investigada estamos esperando los resultados”

El déficit de insumos ha afectado a más de un 50% de la población que ha recibido un tratamiento inadecuado.

Por su parte Martha Cuello, Secretaria de salud de Cereté manifestó que “en meses anteriores no se realizaron los controles necesarios ni se hizo la promoción y prevención que debía hacerse”.

A la denuncia por el robo de medicamentos en Córdoba, se suman las quejas por acoso laboral a los técnicos de esta dependencia, así como el riesgo al que están expuestos por atender el virus sin la dotación adecuada.

Estados Unidos expresó la preocupación de sus científicos por el virus del Zika que se sigue propagado en el mundo. Para combatirlo, anunció un presupuesto y cooperación en Colombia

El Embajador de EEUU en Colombia, Kevin Whitaker, expresó “No tenemos la ciencia básica de la enfermedad hay que hacer eso para hacer lo demás”.

Mientras tanto Alejandro Gaviria, Ministro de Salud, dijo que “se van a enfocar en el tema de la conexión entre microcefálea y zika y segundo hacer un estudio de los factores asociados a la presencia de Gillan Barre”

Sin embargo sectores académicos advierten que mientras aumenta la propagación de este y otros virus, se han debilitado las políticas para incentivar la ciencia que permita combatirlos.

El Ministerio de Salud asegura que por el contrario una comisión del centro de control de enfermedades de EEUU de visita en Colombia destacó la gestión del gobierno.

31 mil personas han sido diagnosticadas con Sika pero la mayor preocupación del gobierno en la que se concentrará la cooperación con Estados Unidos es la población de 5 mil mujeres en embarazo que estarían en riesgo de que sus fetos se afecten con microcefálea.