Debido a que no existen las condiciones de seguridad para adelantar una nueva remoción de escombros, ya que continúa cayendo material rocoso, la vía al Llano continúa cerrada.

Según Coviandes, la concesionaria que tiene a cargo el mantenimiento de la vía, en el kilometro 58, donde se presenta el deslizamiento de tierra intermitente, “se encuentra el personal con maquinaria pesada”, esperando para iniciar las labores de remoción, por lo que aún “no se tiene una hora prevista de apertura”.

Se recomienda a los viajeros, tomar vías alternas para la llegada a Villavicencio, como Bogotá – Tunja (Boyacá) –Sogamoso (Boyacá) – Aguazul (Casanare) – Tauramena (Casanare) – Monterrey (Casanare) -Barranca de Upía (Meta) – Paratebueno (Cundinamarca) – Cumaral (Meta) y Villavicencio (Meta).