Esta tarde una fuerte granizada afectó varias veredas en el municipio de Curití, al sur del departamento de Santander.

Gran parte de granizo cayó sobre las veredas Palo blanco Bajo y Pescaderito.

El fuerte aguacero estuvo acompañado de vientos y tormentas eléctricas principalmente las zona rurales.

Según reporte de las autoridades, en el municipio de registraron afectaciones en algunas viviendas viviendas, la gran mayoría de cultivos quedaron cubiertos de granizo.

La oficina de gestión del riesgo y el Ideam aseguraron que en el departamento hay alerta naranja en cinco municipios por riesgo de deslizamientos tras la temporada de lluvias.