La licitación para adjudicar por concesión las obras de adecuación del Canal del Dique, que debería hacerse este viernes 12 de agosto, se aplazó nuevamente hasta el 12 de septiembre, informó el recién posesionado Ministro de Transporte, Guillermo Reyes.

El funcionario explicó que hay dudas en torno al proceso, por parte de los organismos de control, del Congreso de la República y de las propias comunidades.

Le puede interesar: “Usted no es nuestro nutricionista”: Polo Polo reprendió a Petro tras explicar el nuevo impuesto a las gaseosas

Reyes explicó que “acabamos de llegar al Gobierno y creemos necesario y prudente estudiar a fondo cuáles son las quejas existentes”.

Además, reveló que: “tenemos una serie de documentos que nos envió hoy la Contraloría General de la República que generan la necesidad de estudiar las objeciones con rigor”.

Otras razones para frenar el proceso tiene que ver con que el nuevo Gobierno recibió también comentarios de la Procuraduria, de la jurisdicción especial para la paz y de las comunidades involucradas sobre inquietudes del componente ambiental.

Las comisiones sextas del Congreso de la República le han pedido al Gobierno hacer una evaluación in situ del proyecto.

Le recomendamos leer: Camilo Romero asume la designación como embajador en Argentina

Las obras de adecuación del Canal del Dique son necesarias para resolver, entre otros problemas, las inundaciones que se vienen presentando en su área de influencia de 115 kilómetros, entre los departamentos del Atlántico y Bolívar.

En la licitación están en juego además 3 billones de pesos de inversiones que el anterior Gobierno proyectó con recursos de vigencias futuras.