El presidente Gustavo Petro reconsideró su decisión de designar a Mery Gutiérrez como ministra TIC, ante las denuncias periodísticas por su posible incompatibilidad para el cargo, ya que demandó al Estado por más de 45 mil millones de pesos.

Al mandatario se le cayó el primer nombramiento ministerial, ante las denuncias que se presentaron contra la designada ministra de las TIC, Mery Gutiérrez.

Le puede interesar: “Ganamos gracias a Dios”: presidente Gustavo Petro volvió a visitar la casa Genoveva en Quibdó

El periodista Daniel Coronel reveló que Gutiérrez es socia de mayoritaria de la empresa Programar, que presentó una demanda contra el Estado después de haber participado en la licitación para el Canal uno.

Si ella asumiera el Ministerio de las Tecnologías, tendría que ser contraparte de la empresa de su propiedad que tiene el pleito con el Estado.

Mery Gutiérrez envió un mensaje al medio de comunicación W explicando que el periodista Coronel no ha aclarado en sus denuncias que es parte interesada en el proceso que por su caso se adelanta contra la antigua autoridad nacional, de televisión, por los espacios de Canal Uno que fueron adjudicados a la sociedad Plural Comunicaciones de la que hace parte Daniel Coronel, a través de NTC.

Gutiérrez, en una última decisión para salvar su nombramiento, había renunciado a cualquier participación en la demanda y anuncio que se iba a declarar impedida; pero Gustavo Petro no le convenció dicha decisión y optó por no nombrarla.