La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia anuló el proceso penal que adelantó la Fiscalía General de la Nación en contra del exfiscal Robinson Sanabria, investigado por presuntamente haber suplantado al exfiscal general Eduardo Montealegre y haber dado una orden para evitar una inspección judicial en Cartagena.

El alto tribunal acogió la petición que presentó la Procuraduría General, al considerar que desde la imputación se presentó una irregularidad dado que inicialmente se le había imputado el delito de fraude procesal, sin embargo, al realizar  el cambio de fiscal, este lo acusó del delito de abuso de autoridad.

Explicó la Corte que tal modificación al hacer después de la audiencia de imputación, debió haber tenido una “audiencia de conciliación”, pero al no haberse cumplido con ese requisito se presentó “afectación del debido proceso en aspectos sustanciales por cuanto para el ejercicio de la acción en relación con los delitos querellables, es requisito de procesabilidad la celebración de una audiencia de conciliación preprocesal, en la que bien podrían las partes llegar a un acuerdo que pusiera fin a las diligencias”.