Víctimas de una incursión paramilitar, en la que fueron asesinadas 15 personas, hablaron de la masacre del Aro que tuvo lugar hace 20 años en Ituango, Antioquia.

 “Fue muy miedoso cuando esa gente entró y me mataron el niño”, contó Edilma Torres.

Triste y aun con  temor, Edilma Torres recuerda el 22 de octubre de 1997 cuando un grupo de paramilitares ingreso al corregimiento del Aro en Ituango, Antioquia y asesinaron 15 personas entre ellas su hijo Wilmar de 14 años.

Toda su familia vivió momentos de horror durante la incursión paramilitar.

“Se escuchaba mucha bala, tumbando las puertas y gente para la plaza (…) cuando tenían los muertos, ahí no dejaban pagaban con la cabeza”, indicó Maryory Restrepo, víctima de la masacre.

Edilma salió desplazada a Medellín, como la mayoría de quienes sufrieron esta masacre. Hoy el Aro es un pueblo fantasma, esta tan abandonado que las calles se pudren con maleza.

Publicidad

YUSY CHAPARRO – CM&