Este viernes se cumple un mes desde el pasado 28 abril cuando comenzó el paro nacional en Colombia contra el polémico proyecto de reforma tributaria.

Cinco días después (2 de mayo) el presidente Iván Duque anunció el retiro del proyecto, pero las manifestaciones no pararon ahí y hasta la fecha continúan en las calles exigiendo el cese de la brutalidad policial y otras demandas como una renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

La comunidad internacional ha condenado la violencia policial durante las manifestaciones, que hasta finales de mayo dejaban un saldo de al menos 43 muertos.

Publicidad

 

 

 

¿Cuál es el balance de este mes de protesta?

 

28 de abril: Colombia vive la primera jornada de paro nacional en la que decenas de miles de personas se manifiestan en varias ciudades contra la reforma tributaria presentada por el Gobierno al Congreso, que consideran perjudica a las clases media y baja. Se registran dos muertos.

2 de mayo: El presidente Iván Duque retira el proyecto de reforma tributaria.

3 de mayo: Renuncia el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, lo que, sin embargo, no aplaca las protestas que dejaban ya, según la Defensoría del Pueblo, 19 muertos y 800 heridos.

4 de mayo: La comunidad internacional condena el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía durante las manifestaciones.

 

 

 

5 de mayo: El Gobierno inicia diálogos con distintos sectores políticos, económicos y sociales, pero no invita a los líderes de los manifestantes.

9 de mayo: Las minorías y la cultura toman las calles en rechazo a la brutalidad policial.

10 de mayo: Duque pide “el mayor despliegue” de fuerza pública en Cali, epicentro de las protestas, y hace una visita relámpago a esa ciudad.

Su Gobierno también se reúne con el Comité Nacional de Paro, pero no llegan a ningún acuerdo.

12 de mayo: Decenas de miles de personas van a las calles en una nueva jornada de paro nacional.

13 de mayo: Renuncia de la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum.

 

 

 

14 de mayo: Las marchas claman contra la “violencia sexual” por parte de la Policía.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pide permiso al Estado colombiano para visitar el país ante la posibilidad de que se hayan cometido violaciones de derechos humanos durante las protestas.

17 de mayo: Duque ordena a la fuerza pública desplegar su “máxima capacidad operacional” para desbloquear las vías tomadas por los manifestantes.

19 de mayo: El Congreso tumba el proyecto de reforma del sistema de salud (que contemplaba privatizaciones), una de las peticiones de los manifestantes.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez es designada por Duque como canciller en reemplazo de Claudia Blum.

20 de mayo: Después de tres semanas de protestas, se agrava la crisis económica y suben los precios de los alimentos por los bloqueos.

 

 

 

24 de mayo: La vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez dice que se debe esperar a las investigaciones de los organismos de control en el país antes de autorizar las visitas solicitadas por la OEA y la CIDH.

25 de mayo: En Tuluá, Valle del Cauca, una turba incendia el Palacio de Justicia.

Miles de personas marchan en silencio en Cali para rechazar la violencia y pedir el fin de los bloqueos.

26 de mayo: Colombia vive una nueva jornada de paro nacional, con disturbios en Bogotá que dejan decenas de heridos.

 

 

 

La Corte Suprema de Justicia pide detener “de inmediato” la ola de violencia que erosiona las bases del Estado.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López entrega a la ONU un informe sobre las presuntas violaciones de derechos humanos ocurridas durante las protestas.

27 mayo: El Senado respalda con una amplia mayoría al ministro de Defensa, Diego Molano, que logra superar la moción de censura promovida por congresistas de la oposición al considerarlo “responsable político” de la violencia policial en las protestas.

28 de mayo: Nuevas manifestaciones se registran en ciudades principales al cumplirse un mes del paro nacional, piden un acuerdo definitivo entre el Gobierno y el Comité Nacional de Paro.