El procurador general, Fernando Carrillo, dijo que el escándalo de corrupción en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) es el más lamentable en materia de política pública porque se está afectando la alimentación de los más vulnerables.

“El Estado debe reflexionar sobre la forma en que hay que replantear el modelo de alimentación infantil y estamos invitando a la ministra de Educación, al Ministerio de Hacienda, a Planeación Nacional y gobernadores y alcaldes a trabajar en ello”, señaló Carrillo.

Agregó que actualmente 152 personas están siendo investigadas disciplinariamente por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos públicos del PAE y anunció que en los próximos días se conocerán nuevas decisiones y sanciones, al tiempo que pidió a los candidatos presidenciales que este sea un tema de su agenda.

“Ojalá los candidatos presidenciales se pronunciaran sobre el modelo de nutrición, porque lo que está de por medio no es el derecho a la salud y a la nutrición, sino el  derecho a la educación, porque los niños con hambre no aprenden”, señaló Carrillo.

Por otra parte indicó que el próximo 19 de enero adelantará una reunión con la ministra de Educación, Yaneth Giha, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, organismos de control, entre otros, para analizar la problemática del Programa de Alimentación Escolar. 

Actualmente la Fiscalía General adelanta 17 Investigación por presuntas irregularidades en 26 contratos del PAE y convenios para alimentación escolar del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICFB), por cerca de 147 mil millones de pesos.

Bajo la lupa del ente investigador están los contratos de los departamentos de La Guajira, Santander, Norte de Santander, Córdoba, Chocó, Bolívar, Huila, Amazonas, Magdalena, Atlántico, Sucre y Valle del Cauca.

Mauricio Beltrán – CM&