El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, confirmó que tras una reunión extraordinaria del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo se declaró la medida de “Urgencia Manifiesta”.

Esta tiene el propósito de atender con mayor celeridad la emergencia, pues abre el camino para que las autoridades hagan compras de suministros y contrataciones más aceleradas para tratar la situación.

Le puede interesar:  Primer simulacro de evacuación por Hidroituango

Se espera que inicialmente se inviertan e $6.000 millones de pesos para la rehabilitación de infraestructura afectada, entrega de ayudas humanitarias, maquinaria, entre otros.

Cabe resaltar que en los últimos días se han entregado en diferentes municipios más de 765 kits de aseo y cocina, mercados, frazadas y tejas, entre otros elementos e insumos.

“Por decisión de todo el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, hemos declarado la “Urgencia Manifiesta” en el departamento, medida que se une a la declaratoria de Calamidad Pública que hicimos a comienzos de noviembre; con esta medida pondremos en marcha el Plan de Acción Específico, con acciones de respuesta y una inversión inicial de cerca de $6.000 millones en rehabilitación de infraestructura afectada, entrega de ayudas humanitarias, maquinaria amarilla y motobombas, entre otras acciones que se irán ejecutando”, expresó  Nicolás García.

Por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó un balance del trabajo que se lleva a cabo en la vía Bogotá – La Calera.

Confirmó que gracias a que en la noche del martes no llovió el trabajo de búsqueda y remoción de material en las vías puede ser más fácil para este miércoles.

Balance temporada de lluvias

La Unidad de Gestión del Riesgo, explicó que entre septiembre y noviembre se han registrado 199 eventos de emergencia como inundaciones, deslizamientos, vendavales y crecientes súbitas, que han impactado 73 municipios, de los cuales, 22 ya declararon la Calamidad Pública, afectando más de 1.500 familias y dejando como saldo la perdida de dos vidas humanas; entre los principales daños materiales se encuentran viviendas y afectación a 312 vías.