Un hombre de 28 años perteneciente a la comunidad indígena embera y que hacía parte de las filas de la guerrilla del ELN, se entregó de manera voluntaria a las autoridades de Chocó, asegurando que fue reclutado a través de engaños.

Alias “James” se desempeñaba como fusilero y cocinero del frente “Cimarrón” del ELN.

El comandante de la Brigada de Infantería de Marina No.2, coronel Oswaldo Solano, sostuvo que “El sujeto, durante su movilización entregó un fusil AK 47, munición y material de intendencia”.