Al término de la séptima sesión de trabajo de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, el presidente Juan Manuel Santos resaltó que la meta de la Comisión es que no se cometa “ni un solo crimen, ni un solo asesinato de ningún líder social, de ningún defensor de derechos humanos”.

Al destacar el trabajo de la Fiscalía General dijo que durante los años 2016, 2017 y lo corrido del 2018, han sido identificadas 160 víctimas y que esa entidad “ha logrado esclarecer casi 50 % de estos casos, este es un porcentaje muy superior al usual”.

Con respecto a los 36 casos de homicidios de miembros de las Farc, resaltó que la Fiscalía ya tiene identificado cada uno.

Subrayó, además, que 600 veredas catalogadas como prioritarias en materia de seguridad ya están copadas con miembros de la Fuerza Pública en desarrollo del Plan Horus.

“Vamos a hacer monitoreo muy claro con ese trabajo para que las comunidades mismas, que es lo que más nos interesa, sientan que ya están en un clima más seguro”, aseveró.

Los esfuerzos en Colombia son serios y son rigurosos

Human Rigths Watch (HRW)

El director de la HRW, José Miguel Vivanco, quien estuvo también en esta reunión para presenciar el trabajo que está haciendo la Comisión de Garantías señaló que «no conozco precedente similar en esta región o en otras regiones del mundo donde se pueda realizar un trabajo colectivo por parte de las autoridades como el insumo de los aportes y la sociedad civil para enfrentar un problema que es real».

«La situación de seguridad o inseguridad en algunas regiones del país especialmente a raíz del posconflicto colocan riesgo y en riesgo real a activistas y defensores de Derechos Humanos. Si uno revisa las cifras oficiales que elabora Naciones Unidas junto al Gobierno de Colombia, dan cuenta de un incremento del 2015 hasta la fecha de alrededor del 25 % o hasta el 30 % y también lo que hay que reconocer es que si bien el programa es real y serio, los esfuerzos que se están haciendo acá en Colombia también son serios y son rigurosos, se están ofreciendo políticas concretas para elaborar, enfrentar un problema que ojalá pueda palearse o reducirse, nada más mínima expresión».

Destaca que el presidente señalará de un diseño de andamiaje colectivo de defensa, de protección y transitó de la protección individual a la colectiva.

«Me parece que es muy acertado el diagnóstico y mecanismo, es el más adecuado, yo creo que también el resultado que ha podido mostrar la Fiscalía en cuanto a esclarecer casi al 50 % e identificar los autores intelectuales de esos asesinatos es un hecho sin precedentes en la historia contemporánea Colombia, yo creo que son aspectos que hay que dejar constancia y al mismo tiempo celebrar, pero como dice el presidente, todavía hay mucho por hacer y redoblar los esfuerzos para que ojalá se eliminen este tipo de prácticas que ponga en riesgo la vida de activistas y líderes de defensores de Derechos Humanos», señaló Vivanco.