Gracias al inicio de la temporada de lluvias en el país, la autoridad ambiental determinó levantar la declaratoria de estado de alerta ambiental naranja en Medellín y el Área Metropolitana, originada el 23 de febrero por la transición de la temporada seca a la de lluvias.

«Ya esa transición terminó, ya tenemos una temporada de lluvias totalmente materializada, consolidada, que se evidencia por la recurrencia de precipitación no sólo durante el día sino durante la noche. Esa precipitación durante la noche en particular es muy importante para el tema de la calidad del aire porque es muy efectiva para generar también un lavado de los contaminantes en la atmósfera», indicó el director de Sistema de Alerta Temprana, Carlos David Hoyos.

Este sábado 7 de abril para números pares se cumplirá el último pico y placa ambiental en los once municipios del Valle del Aburrá.

«Ya finaliza el estado de prevención. Ya entonces termina lo que son las medidas del pico y placa ambiental y también las restricciones que se tenían para el sector industrial en cuanto a que no podían hacer mantenimiento de equipos», indicó María del Pilar Restrepo, subdirectora ambiental del Área Metropolitana.

El Área Metropolitana realizó 19 medidas preventivas contra empresas contaminantes.

Además se incrementaron los controles a las emisiones de gases de vehículos en Medellín.

Por su parte, Sergio Orozco Escobar, secretario de Medio Ambiente Medellín, indicó que fueron «525 operativos realizados, 29.895 comparendos por pico y placa, más de 6.600 pruebas realizadas de las cuales el 38 % no pasaron la revisión».

A partir del lunes no tendrán pico y placa las motos de cuatro tiempos, volquetas ni camiones. El pico y placa de movilidad vuelve a la normalidad: tres horas para cuatro dígitos diarios.