En horas de la mañana un grupo de estudiantes universitarios intentaron bloquear las vías aledañas al alma máter alegando que se unirán al paro nacional, rechazando la inseguridad en los alrededores del centro educativo, y rechazando la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Hacia el mediodía el grupo antimotines dispersó algunos de los manifestantes y normalizó el tráfico vehicular aledaño al lugar.