Mauricio Arango, el dueño de los consultorios donde estaba Aida Merlano cuando se fugó este martes, en medio de una cita odontológica se pronunció frente a los hechos y negó cualquier participación.

“Ciertamente entré el recinto cerrado donde se encontraba la señora Aida Merlano como hago con todos los pacientes que se atienden en mis consultorios y por todos los profesionales que allí trabajan, amén de que ya había sido mi propia paciente, le extendí la mano y cruce algunas palabras”, aseguró Arango, por medio de un comunicado de dos hojas compartido a la opinión pública.  

El profesional de la salud añadió que no tiene nada que ver con los hechos registrados el pasado 1 de octubre y que el doctor Cely cobra al paciente por su trabajo y aporta un porcentaje como contribución a la organización de los consultorios.

“No he recibido ninguna explicación del mismo y espero que, así como lo hago yo, también lo exprese ante la opinión pública”, agregó Arango.

Publicidad