El alto tribunal dio vía libre al decreto que eliminó la Universidad de la Fiscalía y las embajadas de la Fiscalía en el exterior.

La Sala Plena de la Corte Constitucional por unanimidad declaró exequible el decreto 898 de 2017, mediante el cual se reestructuró la Fiscalía General de la Nación.

El alto tribunal acogió la ponencia que presentó el magistrado Alberto Rojas, quien solicitaba aprobar dicha reforma que eliminó la Universidad de la Fiscalía y embajadas de la Fiscalía en el exterior, creados por el exfiscal, Eduardo Montealegre.

No obstante, la corporación judicial indicó que los trabajadores en estado de vulnerabilidad, como madres cabeza de familia que pudieran verse afectadas con la reforma al organismo, deben ser protegidas.

En la reforma igualmente se había creado la Unidad Especial para el desmantelamiento organizaciones criminales responsables por homicidios y masacres, que atentan contra defensores/as de derechos humanos, movimientos sociales o movimientos políticos que amenacen o atenten contra las personas que participen en la implementación de los acuerdos y la construcción de una paz y sus redes de apoyo.

Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos, indicó: «registramos con mucha complacencia porque en ese proceso que hemos llamado de liposucción, hemos logrado reducir el personal directivo de la entidad y crear 500 Fiscales adicionales que hoy están al servicio de sus comunidades en municipios de Colombia que nunca vieron la Fiscalía, yo estoy muy agradecido por el fallo de la Corte Constitucional».