La Superintendencia Nacional de Salud, publicó el informe correspondiente a los resultados financieros del sector con corte a diciembre del año pasado. El informe, que analiza información reportada por 5.360 prestadores de servicios de salud y 42 EPS, revela que las EPS generan pérdidas y las IPS utilidades.

Frente a los ingresos, el informe asegura que el total de entradas en el segmento de aseguramiento fue de $ 55.6 billones. Asimismo, las EPS de los regímenes contributivo, subsidiado y las adaptadas que tuvieron participación durante 2017 obtuvieron ingresos de $ 44.8 billones.

Agrega que los ingresos de las empresas que administran planes adicionales de salud fueron de $ 5.8 billones y los ingresos reportados por ARL y SOAT fueron de $ 4.9 billones.

5.360 prestadores de servicios de salud, incluyendo IPS privadas y transporte especial de pacientes, reportaron ingresos por más de $ 40.9 billones.

En cuanto a las pérdidas y utilidades, las EPS tuvieron pérdidas netas por $ 1.1 billones, de los cuales aproximadamente el 82.7 % son del régimen subsidiado y 17 % del contributivo.

Publicidad

El informe también revela que los planes complementarios, prepagadas y servicios de ambulancia prepagados, reportaron utilidades por más de           $ 335.000 millones.

Finalmente indica que 4.416 prestadores generaron utilidades por $ 2.4 billones, mientras que 922 registraron pérdidas por $359.000 millones; alcanzando unas utilidades netas cercanas a los $2 billones. 

El superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz Araújo, indicó que: “Este análisis es realizado por el equipo técnico de la Superintendencia Nacional de Salud, con la información que reportan los diferentes actores del sector y que fue certificada por sus representantes legales, contadores y revisores fiscales. Lo que nos permite brindar una herramienta adicional para la toma de decisiones y generar mayor transparencia frente a la información”.