Empresarios y empleados del sector confección recorrieron las calles de las principales ciudades del país en protesta al contrabando y las importaciones de productos elaborados en Asia, con mano de obra a bajo costo que ha hecho perder el empleo a más de 170 mil personas este año en el país. En Medellín un carro fúnebre abrió la marcha.

El vicepresidente de la Cámara Colombiana de la Confección, Enrique Gómez Giraldo dijo que «la problemática del sector es que el país se llenó de mano de obra asiática, mano de obra que cuesta un 95% menos que la mano de obra en Colombia. Esto lleva a que, sumando costos de tela y mano de obra, el producto queda un 43% más barato que el producto nuestro, lo que está destruyendo la industria».

«Nosotros le estamos pidiendo al Gobierno que deje de priorizar el empleo en el Asia y priorice el empleo en Colombia, que defienda a los empresarios y a los pequeños microempresarios del país, que nos dé el monotributo para que podamos formalizarnos, que nos ayude con un arancel que es el máximo permitido por la OMC del 40% a todas las prendas textiles» indicó Jorge Duque, vocero de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines.

Publicidad

Los confeccionistas pretenden que se incentive la compra de producción nacional.

Un millón 800 mil colombianos que laboran en el sector textil y confección, esperan respuesta del Gobierno Nacional para proteger estos puestos de trabajo.

YONALDA BEDOYA – CM&